Blogia
Voces del Misterio

El santuario de Segeda, una construcción única

EFE. Zaragoza

 
El santuario celtibérico de Segeda, en Calatayud, que data del siglo II de nuestra era, es el único calendario de ciclo lunisolar conservado de la antigüedad en todo el mediterráneo. Así lo constatan los últimos descubrimientos, que han demostrado que la base de esta construcción se levantó teniendo en cuenta distintas orientaciones astronómicas.

Los últimos hallazgos sobre Segeda han sido presentados por el catedrático Francisco Burillo, quien dirige el grupo de investigación de un estudio arqueoastronómico y ha destacado que los celtíberos construyeron este santuario alineándolo con el solsticio de verano, los equinoccios, el norte astronómico y la Parada Mayor de la luna, que marca un ciclo de 19 años denominado Ciclo de Metón.

Burillo ha calificado este descubrimiento de "excepcional", y ha declarado que para llevar a cabo este estudio han utilizado un programa informático que les permite recrear el firmamento de cualquier época. Posteriormente comprueban los datos sobre el terreno.

Los descubrimientos han demostrado que el santuario de Segeda es una construcción única en el mundo, ya que permite aumentar los conocimientos sobre la sacralidad en la cultura celtibérica, muy desconocidos hasta la fecha, como por ejemplo, que la plataforma no tenía cubierta.

Esto se relacionaría con las culturas galas, que afirmaban que sus dioses eran tan importantes que no podían estar prisioneros dentro de un edificio -ha remarcado Burillo-.

También ha explicado que una de las cosas que más llamó la atención de los investigadores fue la "extraña" forma de la base de la construcción, que tenía forma trapezoidal, y un ángulo muy poco común, de 120 grados, en la piedra angular.

Esto significa que utilizaban el sistema sexagesimal, lo que lo relaciona con otras corrientes mediterráneas de la antigüedad.

La base de este trapecio coincidiría con el norte astronómico, mientras que el lado mayor de la plataforma está orientado a la Parada Mayor de la Luna, es decir, cuando la luna está más alejada, cuando se encuentra "muy alta" en el firmamento.

Esta construcción demuestra el interés de las poblaciones celtibéricas por los movimientos del sol y la luna como forma de medir el tiempo.

Además, los hallazgos se han presentado en el Congreso de la Sociedad Europea de Astronomía celebrado recientemente en la Biblioteca de Alejandría, lo que ha llevado a esta sociedad científica a solicitar a las autoridades españolas medidas para proteger el paisaje y el entorno visible desde el santuario, ya que en los alrededores del yacimiento se encuentran diversas torres de cableado eléctrico.
 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres