Blogia
Voces del Misterio

Expedientes X reales: Policías y fantasmas

Fuente: Diario "El Ideal" de Granada

La Policía Local de Guadix afirma haber convivido en el Palacio de Villalegre con un espíritu al que echaron después de ofrecerle varias misas
El Palacio de Villalegre de Guadix también podría ser el palacio de Villamisterio. El edificio histórico recoge actualmente varias dependencias municipales, tales como Policía Local, concejalía de Juventud y la de Deportes. Policías locales y algunos empleados municipales creen convivir con un fantasma que se manifiesta caprichosamente. Todos los que allí han trabajado afirman que sus compañeros han sido testigos, aunque pocos son los que se atreven a asegurar que han sido ellos mismos los que han vivido la experiencia en primera persona.
Ahora respiran tranquilos. Los agentes de la Policía Local aseguran que el el fantasma ya ha dejado el sitio: «Era un ánima bendita y hace unas semanas le dijeron unas misas gregorianas y han dejado de pasar cosas», comenta un agente. Las misas se dijeron en Murcia y, al parecer, han tenido un efecto inmediato a pesar de la distancia. Aunque ahora se respira tranquilidad, los policía locales eluden hablar sobre el tema que a más de uno le ha puesto la piel de gallina.
La estancia del supuesto espíritu ha sido tan familiar entre los habituales del palacio que, incluso, le atribuyen personalidad y nombre. Según un Policía Local, se trata de una antigua portera de la Escuela de Artes que tenía su domicilio en una de las salas bajas del palacio cuando fue casa de vecinos. Por eso, este fantasma tiene hasta nombre: le llaman la «Señora Luisa».

Primer contacto
La primera supuesta aparición fue hace dos años, recién trasladadas al palacio las dependencias municipales del Área de Juventud. El acceso al patio estaba restringido por varias vallas que hacía imposible el acceso. Entonces se encontraban tres personas en las oficinas y vieron pasar a través de las ventanas a una mujer cruzando el patio de derecha a izquierda. Cuando la encargada de la oficina acudió para advertir a la mujer que allí no se podía estar «no había nada», comenta un agente.
«A veces pasan turistas a hacer fotos pero, entonces, no se podía pasar porque la valla cortaba el paso de lado a lado de la entrada al patio», comentan. Según el relato de los agentes, dos de las tres personas que se encontraban en la oficina en ese momento estaban absolutamente convencidas de que no era un reflejo en un cristal y que lo que vieron era completamente real. Según la descripción, se trataba de una mujer alta y con moño. Sin embargo, el físico de esta aparición difiere de la mujer que se ha visto en ocasiones posteriores.
Uno de los sucesos más llamativos para los agentes de la Policía Local fue la llegada de una vecina que entró en las dependencias municipales asegurando que una mujer desde la ventana le había insistido para que entrase al interior del palacio. Ante el descreimiento de los agentes, la vecina volvió a salir a la calle y golpeó con los nudillos la ventana desde la que decía haber hablado con la misteriosa mujer. Según los agentes, la ventana había estado cerrada antes, nadie la había abierto, pero la vecina estaba convencida de haber estado hablando con una mujer que le insistió en pasar una y otra vez.
«Son comentarios que han ido tomando cuerpo», dice uno de los agentes. Aunque todos conocen las historias ocurridas a los otros policía, ninguno asegura haber visto o sentido nada y todos se refieren a sucesos que han presenciado otros compañeros del cuerpo.

«Algo»
Quien sí asegura haber sentido algo, pero no sabe qué, es el encargado del Área de Deportes del Ayuntamiento de Guadix, Pepe Ariza. Las dependencias del área estarían situadas sobre la vivienda que un día habitó la supuesta fantasma. «Yo no he visto nada, pero sí he hablado con fantasmas», dice sonriendo.
«Un día sentí una presencia y un escalofrío que nunca había sentido en vida, puede ser sugestión, pero -insiste- yo no había sentido eso nunca», relata Ariza. El funcionario municipal ya había escuchado comentarios sobre las supuestas apariciones. «Yo no te he hecho nada ni sé quién eres, le dije, abrí la puerta y en dos segundos desapareció la sensación» continúa. Y desde entonces el fantasma no se volvió a manifestar.
Otra de las travesuras fantasmales se produjo en presencia de varias personas que ignoraban la presencia del espíritu. Una vecina que pasaba por la puerta pidió a un grupo de políticos locales y a la policía que charlaba en las puertas del palacio, que «atendiesen de una vez por todas a una mujer que estaba en la puerta y a la que nadie hacía caso», comenta otro agente de la Policía Local. Pero nadie vio a aquella mujer; sólo la vecina.

Sugestión
El agente Francisco Collado asegura que todo es fruto de la sugestión. El policía asegura que ha estado tentado a dejar la grabadora en el edificio a la espera de «cazar» alguna psicofonía aunque al final desistió. Collado cree normal que se escuchen ruidos en un edificio antiguo y de las características del palacio. El policía dice que «no hay nada que se escape de una explicación lógica».
Sin embargo, el mismo Collado dice que el hecho de que las misas ofrecidas al alma que habitaba el palacio hayan tenido efecto quiere decir que quizá haya existido algo en ese lugar.
El edificio, un palacio mudéjar situado junto al palacio episcopal y en una de las esquinas de la calle Santa María del Buen Aire, podría estar fácilmente abonado al misterio. Hasta en la Guerra Civil sufrió un fuerte asedio.

Fuente: http://www.ideal.es/granada/20090918/provincia/policias-fantasmas-20090918.html 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres