Blogia
Voces del Misterio

Declaran zona arqueológica el Yacimiento de Cerro Colorao entre Benahavís y Marbella

El área, de más de 7.000 metros cuadrados de extensión, albergó asentamientos mastienos, púnicos y romanos.

 
El Consejo de Gobierno de la Junta declaró hoy inscribir en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, con la categoría de Zona Arqueológica, el yacimiento de Cerro Colorao, ubicado en los términos municipales de Benahavís y Marbella (Málaga).
Este asentamiento, fundado en el siglo IV a.C. por pobladores mastienos y convertido después en ciudad púnica y romana, es de especial interés para la investigación de las transformaciones sufridas por las ciudades del ámbito cartaginés durante las Guerras Púnicas, así como para el estudio de la génesis de la romanización en la zona oriental del Estrecho de Gibraltar.
La zona arqueológica declarada ocupa una extensión de 7.319 metros cuadrados, a la que se añade un entorno de protección de 53.846 metros cuadrados que abarca todo el cerro en el que se ubica.
De acuerdo con el material excavado, el asentamiento de Cerro Colorao surgió con una finalidad productiva vinculada a la explotación de los recursos marinos, especialmente la elaboración de salazones. En época púnica, entre el 240 y 237 a.C, el poblado cambió totalmente su fisonomía urbanística para convertirse en un 'oppidum' o asentamiento amurallado. Las intervenciones en el yacimiento han conseguido exhumar los cimientos y parte del alzado de la muralla, así como una de las entradas y los restos de un pequeño torreón. Dentro del recinto se han excavado desde estructuras aisladas a restos de unidades más complejas (habitaciones y edificios).
Tras la conquista romana en 206 a.C., el poblado sufrió una nueva remodelación urbanística que transformó los ejes de la ciudad. De este periodo se han encontrado abundantes materiales cerámicos, fundamentalmente ánforas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres